Sacos de Tela Laminada

Los sacos laminados se hacen con tela de polipropileno aplicándole en caliente por su exterior una capa delgada de polietileno. Esta lámina le confiere una hermeticidad total a la tela y el saco final es adecuado para productos higroscópicos o productos delicados que no pueden perder ni incorporar atributos durante su embalaje.

Estos sacos se usan principalmente en exportación de harina de pescado, avena procesada, productos químicos, etc. En general los sacos son de tela blanca pero a petición del cliente y de acuerdo a la cantidad requerida, la tela puede ser pigmentada para una mejor presentación del producto.